• ongalerceandino

1º Escuela medioambiental para niñas con enfoque de género es desarrollada por ONG Alerce Andino

Actualizado: 27 sept


Como ONG Alerce Andino postulamos al Fondo de protección ambiental 2022 -financiado por el Ministerio de Medio Ambiente- con una propuesta nueva que se enfocara en tres factores relevantes y esenciales para el territorio del Reloncaví, Puerto Montt: enfoque de género, cuidado al medioambiente y niñez. Tres elementos poco abordados simultáneamente bajo nuestros registros, por lo que esta es la primera escuela medioambiental para niñas con enfoque de género desarrollada en una zona rural, específicamente, en el humedal costero de Lenca.


Como organización reconocemos las problemáticas medioambientales del territorio, su riqueza inigualable y la importancia de generar un espacio donde las personas que habitan este territorio rural puedan proteger y promover la conservación del mismo, siendo la comunidad quien reflexione y accione colectivamente para reinterpretar la relación entre el medioambiente, nosotros y nosotras.



1º taller Escuela medioambiental para niñas de Lenca, Escuela Rural de Lenca

Del mismo modo, las brechas de género en zonas rurales son parte del día a día en esta y otras comunidades, por ende consideramos primordial trabajar con las voces que menos espacio tienen en el cotidiano: la voz de las niñas rurales. Fue así que, como ONG Alerce Andino, creamos la Escuela medioambiental para niñas de Lenca.



¿Por qué sólo niñas?


“Una de las principales preguntas que ha surgido en el proceso ha sido ¿por qué solo para niñas? Al respecto podemos mencionar que esta decisión tiene directa relación con las desigualdades estructurales de acceso a la información y al tipo de conocimiento diferenciado al cual acceden hombres y mujeres, niños y niñas en la educación ligada a estos temas”, comentó Karen Navarrete Astete, encargada del área de género y ruralidad en ONG Alerce Andino y Magíster en Desarrollo Humano, Local y Regional.


Asimismo, según datos de ONU Mujeres, las mujeres tienen un acceso y un control limitados de los bienes y servicios medioambientales; tienen una participación insignificante en la toma de decisiones y no participan en la distribución de los beneficios de la gestión medioambiental.



Actividad recreando humedales costeros, Escuela medioambiental para niñas de Lenca.

En consecuencia, las mujeres están menos capacitadas para afrontar el cambio climático. Por lo tanto, la desigualdad de género, junto con la crisis climática y medioambiental, es el mayor desafío del desarrollo sostenible en la actualidad, siendo las mujeres y las niñas, especialmente aquellas que viven en condiciones de vulnerabilidad y marginación, las más afectadas de manera desproporcionada (ONU Mujeres, 2022) (1).


Ciencia, infancia y sesgos de género


Partiendo de esta base, debemos agregar a las condiciones de aprendizaje de las niñas los sesgos de género que se asocian a las áreas de ciencias y biología. A nivel educativo, aún existe el sesgo inconsciente de creer que las niñas tienen más habilidades para las letras y ciencias sociales y los niños tienen más habilidades para los números y las ciencias básicas. Esto implica una segregación importante en la posterior elección vocacional de niños y niñas en su futuro.


Según datos del Consejo Nacional de Educación (2020) en la región de Los Lagos para el año 2020 el ingreso de mujeres a las carreras de ciencia fue de un 49% y para las carreras de tecnología un 17%. En contraposición, el ingreso de hombres a carreras de ciencia fue de un 51% y para las carreras del área de tecnología un 83% (2).


Frente a esto, consideramos fundamental promover la participación de niñas en distintas actividades que son consideradas mayormente “masculinizadas”, lo cual no solo las beneficia a ellas directamente, sino a toda la sociedad y el territorio, diversificando el conocimiento y la forma de abordar las diferentes áreas de estudio.

Fotografías tomadas en el 2º taller de Escuela medioambiental para niñas de Lenca


Lenca: un zona clave en el Reloncaví


Para nosotros y nosotras, como organización del territorio, es muy importante poder desarrollar este proyecto en Lenca (km 30 de la Carretera Austral), ya que es una localidad privilegiada por combinar un humedal costero y el Parque Nacional Alerce Andino.

Humedal costero Lenca, Puerto Montt.

Sin embargo, esta localidad presenta problemas socio-ambientales por el uso no sustentable del patrimonio natural lo que, combinado a la desigualdad socioestructural de género, afecta directamente a las niñas de la localidad. Esta situación desafía a potenciar nuevas agentas de cambio en el lugar, así como desarrollar nuevas herramientas que permitan contribuir al conocimiento, valoración y protección de la biodiversidad, generando estrategias para enfrentar y abordar el cambio climático. No obstante, contrario a lo que se piensa, no solo las niñas serán beneficiadas, sino que también sus familias y la comunidad en general.


Creando estrategias de supervivencia y autocuidado


Del mismo modo, al desarrollar habilidades de empoderamiento y liderazgo en ellas -dentro de la escuela organizada por ONG Alerce Andino- no solo lograrán abogar por su patrimonio natural y actuar frente al cambio climático, sino que serán herramientas eficaces para prevenir situaciones de violencia, a las cuales sabemos que las niñas y las mujeres son principalmente más vulnerables dentro y fuera de las zonas rurales, generando una herramienta de autocuidado que, esperamos, trascienda a lo largo de su desarrollo personal.


Como organización damos un especial agradecimiento a la Escuela rural de Lenca por facilitar el espacio para llevar a cabo este proyecto. También reconocemos la participación y colaboración del Programa Ulagos Sustentable, Dirección de Igualdad de Género, Universidad de Los Lagos y Comité Biocultural de Lenca. Finalmente, agradecemos la confianza de cada tutor y tutora por entregar la oportunidad a ONG Alerce Andino de acompañar a las niñas en su proceso de formación a través de una mirada medioambiental con enfoque de género.



La Escuela formativa: género, sustentabilidad y cambio climático es un proyecto financiado por Fondo de protección ambiental 2022, Ministerio del Medio Ambiente.

 

Referencias:

1. ONU Mujeres, 2022, recuperado de: https://www.dianova.org/es/noticias/las-mujeres-son-mas-vulnerables-al-cambio-climatico/

2. Estadísticas Regionales del Consejo Nacional de Educación (2020). Recuperado de: https://www.cned.cl/indices_New_~/regional.php



448 visualizaciones0 comentarios